Ser vendedor en Amazon y por qué elegir que la plataforma gestione el proceso de venta (FBA)

 

Si te estas planteando dedicarte al comercio electrónico o ya lo haces actualmente, seguro que has considerado usar el Marketplace de Amazon. Ya lo hacen 3 millones de vendedores activos. Pues independientemente de los sistemas que usen, casi todos están teniendo éxito de ventas.

En 2020, según datos del Informe de Vendedores de Jungle Scout, un 66% utiliza el sistema FBA (Fullfilment By Amazon). Es el método más cómodo pues, el vendedor solo tiene que enviar todo su inventario de productos a Amazon quien lo guardará en sus almacenes hasta que se produzca la venta.

Antes de decidir si este es el plan adecuado para tu negocio, debes considerar la estrategia de ventas según la idea de marca, las características del producto que queramos vender, la logística propia y la idea de negocio. En Linketer podemos ayudarte a desarrollar tu plan de venta en Amazon.

Elegirás esta opción si tus productos son ligeros y de reducidas dimensiones ya que la estructura de comisiones de Amazon potencia este tipo de productos que además tienen una rotación rápida de inventario.  También es tu plan, si no tienes problema con que Amazon gestione tu atención al cliente.

 

Ventajas FBA

No cabe duda que en Amazon, consigues un mayor alcance y visibilidad al tener tu escaparate en un Marketplace con 300 millones de cuentas. Esto te ahorrará el esfuerzo que requiere el posicionamiento web de una e-commerce.

Otro punto es que, al tener mayor visibilidad, se potenciará tu marca. Que también se beneficiará del valor añadido que otorga que tu producto tenga la opción Prime. Esto supone que el usuario Prime dispone de envio rápido en su compra. Los productos en el sistema FBA, se clasifican automáticamente para tener los beneficios Prime, algo que no ocurre con la opción FBM.

Al ser una empresa presente en varios países es bastante fácil dar el salto a la internacionalización. Además, las barreras de entrada son casi inexistentes por lo sencillo de crear una cuenta. Y por si fuera poco, ellos realizan toda la gestión: Preparación y envio de tus productos, simplificando el proceso de venta.

Esta opción también es la apropiada si quieres tener más tiempo libre (y menos beneficios) pues solo el 18% de los vendedores FBA dedican más de 40 horas a la semana en su negocio en Amazon frente al 23% de los FBM.

La otra cara

El punto negativo del modo FBA que encontramos en primer lugar, te lo puedes imaginar. La alta competencia. Nada menos que 198 millones de vendedores. Algo comprensible dado las ventajas que ofrece. Lo cual no tiene por qué ser un problema si se realiza una evaluación a tus competidores directos e indirectos y una estrategia a largo plazo. Algo en lo que Linketer puede también ayudarte

Otro punto a tener en cuenta son los costes en comisiones. Pues aparte del pago del plan que elijas, deberás pagar una comisión por cada venta. La cual dependerá del tipo de producto. Además, la opción FBA te requiere un mínimo de dedicación. Pues deberás controlar el stock del que dispone Amazon, ya que si se queda sin unidades puede repercutir negativamente en tu marca.

Por último, piensa que al ser Amazon intermediario del pago, controla todo el flujo monetario. Esto puede significar un retraso en el pago de la venta por quejas del cliente u otras razones.

La alternativa FBM

De todos modos, si vendes productos que crees que se ajustarían mejor al sistema FBM (en el que tu gestionas todo el proceso de venta), ten en cuenta que tienes la opción de usar ambos sistemas, maximizando así los beneficios.